Comprender sus necesidades y entendernos

Decidí hacer un curso de educación canina porque la convivencia con mi Cocker, Molly, no era satisfactoria para ninguna de las dos. No entendía por qué hacía algunas cosas o reaccionaba de cierta manera, y supongo que Molly tampoco entendía qué era lo que yo esperaba de ella. Me gusto que el curso se basara en una educación sin castigos ni aversivos; reñirle cuando se “comportaba mal” no me había servido de nada, es más, iba a peor.

El curso me ha enseñado a a comprender sus necesidades, entender su manera de comunicarse, a que ella entienda lo que le pido  (esto en concreto ,se me hacía difícil antes del curso), y a reforzar la confianza entre nosotras.  Mientras hacía el curso, adopté otro perrita, Angie, una abuelita cruce de Pastor del Pirineo. Este curso también me ha enseñado las necesidades que puede tener Angie, es decir, las de un perro senior. ”

Mery Riba. Educadora Canina.

 

Twitter
Visit Us
Follow Me

Deja un comentario

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?