Apego seguro en perros

Apego seguro en perros

¿Qué es el apego seguro?

Desde la incorporación de un nuevo perro en la familia, sea este cachorro o adulto, se establece una relación que será vital para su desarrollo y bienestar.

El perro necesitará y buscará acompañamiento y cuidados, especialmente en situaciones vulnerables como el miedo y el dolor.

El acompañamiento incondicional es esencial para la construcción del apego seguro y figura de referencia.

Cubrir las necesidades físicas y emocionales de los perros, trasmitir seguridad y confianza, fomentarlas, acompañar en la exploración, estar presentes y con disponibilidad de ayudar.

Factores a tener en cuenta.

El desarrollo del apego seguro con nuestros perros depende exclusivamente de las personas, de la respuesta a los cuidados, necesidades y demandas: alimento, higiene, seguridad, consuelo, calma… de forma predecible, constante y consistente.

Es lógico que nuestros perros, especialmente si son cachorros, nos busquen para esconderse ante situaciones incomodas o que les producen miedo. 

Dar seguridad y confianza, permitir errores, colaborar en el desarrollo de un apego seguro evitará muchos problemas de comportamiento futuros y hará que sean perros más sanos emocionalmente, con mejores habilidades sociales y con menos problemas para quedarse solos en casa.

Los perros que tienen un apego seguro con sus personas son más confiados y se muestran más calmados y seguros.

La forma en que un perro puede contar (o no) con su figura de referencia deja huella e incide directamente en sus relaciones y nivel de tolerancia.

La creación de un apego seguro es una prioridad ante un nuevo miembro de la familia, es la prioridad. Resultará decisivo para su futuro, especialmente en cachorros.

5 imprescindibles para lograr un apego seguro con nuestros perros.

  1. Conocer y cubrir sus necesidades físicas y afectivas.

Conocer sus necesidades específicas.

Es esencial que sus necesidades estén cubiertas.

Adecuarnos a ellas de forma individual.

  1. Acompañar, consolar y dar seguridad.

Atender el llanto, especialmente en los cachorros.

No dejarle solo si no está preparado para ello.

Atender y consolar siempre de forma respetuosa y afectuosa.

  1. Aceptar y respetar sus emociones.

No ignorar sus miedos.

No forzar situaciones incómodas.

Identificar y respetar sus emociones.

  1. Proporcionar seguridad y bienestar.

Atender situaciones físicas y emocionales.

Aportar consuelo y calma.

Ayudar a gestionar sus emociones.

  1. Confort y descanso.

Proporcionar una zona de descanso cómoda y segura.

Emplear materiales de paseo respetuosos.

Descartar situaciones amenazantes en el día a día.

Curiosidades:

A través del apego se ofrece seguridad desde un primer momento. Esto no quiere decir que se pueda revertir la situación de un apego no seguro.

No solo castigos y amenazas destruyen el apego seguro. El día a día está lleno de situaciones agravantes.

Acompañar al perro, darle seguridad, no significa “permitir” todo tipo de conductas inadecuadas.

Puntos clave:

Es necesario que el perro conozca desde un primer momento cuales son nuestras normas y nuestros límites.

Tenemos que dejar claro al perro nuestra voluntad de acompañar, consolar y cuidar, especialmente en momentos que se asusta o “la lía”.

La calma, el respeto y la seguridad que da poder predecir el día a día ayudará a crear la estabilidad necesaria que no pueden aportar las relaciones basadas en la incorporación de refuerzos y castigos.

Fundamental tener presente especialmente cuando se trata de cachorros que son seres sociales y altriciales. El llanto debe ser atendido siempre.

No es posible establecer un apego seguro si en el día a día del perro existe carencias, aversivos, inestabilidad, amenazas y castigos.

No es posible establecer un apego seguro si se ignora al perro cuando “se porta mal”, se asusta o realiza una conducta que incomoda.

La situación de Tomasa.

Tomasa siempre está pegada a su persona en casa, la acompaña al baño, a la cocina y salta en cuanto entra por la puerta.

Cuando van de paseo, Tomasa saluda a todos los perros de forma amistosa y no suele meterse en ningún lío.

Tomasa es el tipo de perra que puede acompañar a cualquier parte a su familia y puede estar sola en casa sin ningún problema.

¿Qué tipo de apego crees que tiene Tomasa?

Es muy importante identificar el tipo de apego y cómo este afecta al comportamiento.

El tipo de apego impacta en la confianza y la conducta. Próximamente podrás leer en este blog sobre ellos.

Deja un comentario

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?